Elegir el uniforme de trabajo para nuestra empresa puede convertirse en un verdadero calvario si no tenemos una idea previa definida. ¿Me dejo guiar por la estética o por la funcionalidad? ¿Importan los materiales? Elegir un buen uniforme, bonito, que reúna condiciones de seguridad y que a la vez sea acorde con los trabajos a llevar a cabo por nuestros empleados es una tarea más sencilla de lo que parece, si tienes en cuenta unas pautas. En este artículo te contamos cómo elegir un uniforme de trabajo sea cual sea tu negocio, teniendo en cuenta las necesidades de la compañía y por qué no, también las tendencias.

Funcionalidad y seguridad: las prioridades del uniforme de trabajo

Dependiendo de cuál sea nuestro modelo de empresa, los trabajadores y trabajadoras necesitarán un tipo de uniforme determinado. Claro está, no van a utilizar el mismo uniforme de trabajo un camarero que un trabajador de la construcción. El primero necesitará un uniforme atractivo visualmente, al trabajar de cara al público, y con determinadas características de funcionalidad, como los bolsillos. Por su parte, el uniforme del trabajador de la construcción debe priorizar aspectos como la seguridad.

Los materiales de algodón son tendencia

Los materiales y tejidos también serán diferentes dependiendo del tipo de tarea a desempeñar. Por ejemplo, una persona que trabaje al aire libre va a necesitar ropa impermeable para protegerse de la lluvia. Por eso, para saber cómo elegir un uniforme de trabajo, el primer paso es saber qué necesidades tienen nuestros trabajadores y cuáles les podrían surgir.

¿Sabías que la pandemia del coronavirus ha influido en el tipo de materiales que utilizamos? No solo en los equipos de autoprotección, sino un poco más allá. La tendencia actual es la utilización de telas de algodón, que admiten múltiples lavados sin deteriorarse, y además pueden incorporar fácilmente alguna característica como la capacidad de repeler líquidos. 

Comodidad en el trabajo: la importancia de la libertad de movimiento

¿Alguna vez has probado hacer ejercicio en vaqueros? Es realmente incómodo, y no podríamos conseguir nunca los mismos objetivos que si lleváramos una buena ropa de deporte. Con los uniformes de trabajo sucede exactamente lo mismo. 

Un trabajador incómodo a causa de su uniforme trabajará más despacio y peor que si su ropa se amoldara realmente a sus necesidades. También podría poner en riesgo su seguridad y su salud. Esta circunstancia no solo es aplicable a puestos de trabajo que conlleven una actividad física: incluso estar sentado frente a un ordenador puede resultar incómodo si no se cuenta con la ropa correcta.

En esta fase de nuestra misión sobre cómo elegir un uniforme de trabajo es muy importante escuchar lo que opinan las personas que van a vestir ese uniforme. Ellos mejor que nadie saben cómo van a poder estar cómodos y qué tipos de uniforme les dificultarían las horas de trabajo.

La estética: uniformes bonitos para potenciar tu imagen de marca

Los seres humanos nos guiamos habitualmente por las primeras impresiones y a veces resulta complicado cambiarlas. Por eso también es importante cuidar al detalle la estética de nuestro uniforme de trabajo. Tiene que causar buena impresión y por eso te recomendamos que aproveches el uniforme de trabajo para potenciar tu imagen de marca. Un consejo que pasa a ser obligatorio si tu equipo trabaja de cara al público. Es posible tener un uniforme de trabajo funcional y seguro sin renunciar a la estética. 

Evita las arrugas y las manchas

Existen tejidos y colores que no se ensucian tanto como otros, o que son más fáciles de limpiar. También podemos decantarnos por tejidos con caída, que no hace falta planchar, evitando, por lo tanto un esfuerzo extra de mantenimiento y la aparición de las antiestéticas arrugas

La visibilidad del logotipo

El uniforme de trabajo debe incorporar el logotipo de nuestra empresa en un lugar bien visible y si es posible implementar también nuestros colores de identidad de marca, para que todo tenga un sentido. Recuerda que la ropa de trabajo es como un spot publicitario permanente. Conseguir que los clientes se familiaricen con nuestra marca mediante algo tan simple como un logo en la ropa puede hacer que nos tengan presentes en sus decisiones a la hora de elegir dónde comprar, dónde ir a tomar algo, o a qué empresa contratar ciertos servicios.

La decisión final

La decisión final está en tus manos, pero si has llegado hasta aquí leyendo, seguro que tienes las ideas más claras. Por suerte, tanto el diseño como la tecnología avanzan rápidamente y será fácil que encuentres una solución perfecta si das con los profesionales adecuados. Si tienes en cuenta todas las premisas anteriores, acertarás seguro. Ahora que ya sabes cómo elegir un uniforme de trabajo funcional, bonito, cómodo y que además nos beneficie, solo queda ponerse manos a la obra y empezar a confeccionarlo.