Lo que cuesta conseguirlos y lo rápido que se pierden. Hablamos de los clientes, la parte más importante de nuestro negocio y en la que debemos centrar nuestra atención para que permanezcan a nuestro lado y no se vayan a la competencia. El éxito de tu negocio depende del conocimiento que tengas de tus clientes y cómo lo utilices para relacionarte con ellos y superar sus expectativas. En este post te contamos cómo fidelizar a tus clientes con unos pocos consejos muy sencillos de aplicar y con resultados excelentes en la práctica, a medio y largo plazo.

Es más importante la recompra que la compra

Uno de los peores errores que se pueden comentar cuando tienes un negocio es pensar que cerrar una venta es el final del proceso. Al contrario, es el principio de lo que puede ser una fructífera relación en un cliente. El objetivo es que repita, que adquiera otros servicios o productos y que no se vaya con nuestros competidores. Siempre va a ser más costoso conseguir un nuevo cliente que fidelizar al existente. El proceso de fidelización empieza en el mismo momento en que finaliza la compra. Es un camino más largo, pero con resultados contundentes que asegurarán el éxito de tu marca. Sigue leyendo para saber cómo fidelizar a tus clientes a partir de la primera adquisición de un servicio o producto.

Personaliza la atención a tus clientes

Las nuevas tecnologías y el ritmo de vida actual nos obligan a ir muy rápido. Con los clientes merece la pena echar el freno a esa dinámica trepidante y prestarle atención. El trato personalizado es lo que marcará la diferencia y te hará destacar frente a tus competidores. Según un estudio realizado por SmarterHQ el 72% de los consumidores solo interactúa con los mensajes comerciales cuando estos son personalizados. Con una correcta personalización de tu servicio seguro que puedes empatizar con tus clientes, resolver sus dudas oportunamente y anticiparse en la resolución de problemas. Si te parece una tarea complicada, puedes apoyarte de diferentes herramientas de Inteligencia Artificial aplicada al marketing 

Experiencia de compra a medida

Cuando hablamos de cómo fidelizar a tus clientes no nos referimos solamente a ofrecer una atención correcta, sino que va un poquito más allá: tienen que enamorarse de ti. Una estrategia de compra personalizada en una tienda online puede incrementar entre un 5 y un 15% de las ventas, según diversas estadísticas de colectivos de marketing. 

Para que funcione tienes que realizar unos pasos previos. Los clientes deben crear antes un perfil en tu sitio web, debes tomarte un tiempo en realizar una segmentación por correo electrónico y, muy importante, personalizar esos correos para que cuando reciban esas comunicaciones se sientan especiales y pienses que el mensaje es realmente para ellos y dando respuesta a sus necesidades.

Servicios especiales y promociones

Cuando tienes organizada y bien segmentada tu cartera de clientes es muy recomendable ofrecerles servicios especiales y promociones personalizadas que no están disponibles en tienda. Cuando les haces sentir únicos y especiales es más fácil que realicen la opción de compra, porque entienden que más que una acción de marketing es una oportunidad. Conocer bien las necesidades de nuestros clientes es fundamental en este punto.

Dar las gracias con regalos personalizados

Nunca olvides la palabra gracias. Quizás es la más importante de todas las que tienes que decir a tus clientes. Denota humildad, sinceridad y amabilidad. Es una palabra mágica y si en la vida la usas a menudo, en tu empresa debes utilizarla el doble para fidelizar a tus clientes.

Existen muchas formas de decir gracias, además de con palabras. Envía a tus clientes regalos y artículos promocionales con el logo de tu marca para celebrar fechas especiales. Felicita su cumpleaños con un regalo que esté relacionado con el espíritu y los valores de tu marca. El marketing basado en los regalos promocionales es una técnica clásica que por su elevada eficacia la mayoría de las empresas siguen implementando en su estrategia de negocio. En el mercado existen múltiples productos que se adaptan con facilidad a tu empresa y a tu bolsillo.

Analiza tus datos de compra

Debemos realizar frecuentemente el análisis de datos y las métricas de nuestro negocio. Las redes sociales, las plataformas de marketing y nuestros propios sistemas de organización interna nos ofrecen información relevante sobre nuestros clientes y sus experiencias de compra que es necesario tener en cuenta para repetir aciertos y enmendar errores. Nunca descuides tus métricas si de verdad quieres fidelizar a tus clientes, porque tras esos números se ocultan pistas muy valiosas para orientarte en el buen camino. 

Que hablen bien de ti: el objetivo final 

Cuando nuestros clientes se enamoran de la marca van a convertirse en la mejor publicidad para nuestra empresa. Que hablen bien de nosotros y sean nuestros embajadores en sus redes sociales y en su entorno o en el trabajo nos aportará nuevos clientes que ya vienen con una buena idea preconcebida sobre nosotros. Es el clímax del proceso y lo óptimo es llegar a este punto. Ahora que ya sabes cómo fidelizar a tus clientes, solo queda empezar a trabajar en ello, sin prisa, pero sin pausa.