“Trata siempre a tus empleados exactamente como deseas que traten a tus mejores clientes”. Esta frase del profesor estadounidense, experto en administración de empresas Stephen R. Covey, es una de las máximas que más se repiten en los ámbitos empresariales que defienden la aplicación de la filosofía “las personas primero” en el ámbito empresarial. Se trata, en primer lugar, de comprender que nuestra empresa está integrada por personas y que, sin ese capital humano, sencillamente, no funcionaría. Y, en segundo lugar, de aplicar esa máxima a nuestras políticas de empresas. Una de las claves para conseguir que el equipo esté contento con la empresa y se sienta parte activa de ella es premiar a los trabajadores. Debemos hacerlo de dos maneras, en el día a día, y de manera esporádica con acciones específicas. En este post te contamos cómo motivar a los empleados.

Hacer partícipe al equipo 

Para que una persona sienta realmente que forma parte de algo tiene que poder intervenir en la toma de decisiones. Consultar con nuestro equipo determinadas actuaciones o pasos a dar en la empresa es la mejor forma de que perciba que su opinión importa, que su voz es tenida en cuenta por la firma para la que trabaja. Dependiendo del nivel de responsabilidad en la compañía, se pueden consultar cuestiones importantes del día u otras más triviales. Las tormentas de ideas en las reuniones de equipo, así como las encuestas y cuestionarios de manera más genérica, aportan soluciones, a la vez que ayudan a recoger las preocupaciones de los trabajadores respecto al entorno laboral. Cuantas más cabezas piensen, más posibilidad hay de que surjan nuevas y mejores ideas para la empresa. No tengas miedo a ponerlo en práctica, son actuaciones que siempre serán bien recibidas y redundarán en mejores resultados para la empresa. 

Cómo motivar a los empleados en el trabajo

El entorno de trabajo

Existen ya varios estudios que señalan que el bienestar de los trabajadores ha empeorado con la pandemia. El teletrabajo y la ausencia de relaciones sociales en persona ha causado en muchos casos situaciones de aislamiento, que han ido en detrimento del bienestar del trabajador o la trabajadora. Procurar un entorno laboral adecuado y agradable es algo que los responsables de las empresas deben tener en cuenta. ¿Cómo motivar a los empleados que se encuentran en esta situación? En el caso del teletrabajo, es fundamental adaptar los horarios de trabajo a la situación del trabajador, de manera que le permita conciliar con su vida familiar y atender a los cuidados. Y sobre todo respetar ese tiempo no poniendo reuniones a deshora, ni pensar que como el trabajador está en casa, está disponible todo el rato. 

De manera presencial, el cuidado de los detalles mejorará la motivación de los trabajadores en la oficina o el espacio de trabajo. Aparte de las cosas más básicas, relacionadas con la ergonomía del mobiliario, la iluminación o la calidad de la ventilación, es conveniente dotarse de espacios para descansar, comedores bien acondicionados y lugares específicos para reuniones.

Cómo motivar a los empleados con premios

No hace falta irse a los extremos de la tradición americana del empleado del mes. Existen muchas formas menos competitivas y seguramente más sanas de premiar a los empleados. Obtener una recompensa por el trabajo bien hecho incidirá, sin ninguna duda, en el rendimiento de esa persona, así como su vinculación positiva hacia la compañía. No todo se arregla con una subida de sueldo. Cada vez más, los empleados valoran otras cosas, como tiempo libre o un regalo especial. Existen decenas de artículos que puedes regalar a tus empleados para agradecer su dedicación. Los empleados que perciben que la compañía se preocupa por ellos como personas, y no solamente como trabajadores, suelen ser más productivos, puesto que se sienten más realizados y satisfechos.

Algunas ideas de regalos de agradecimiento en el trabajo

Dependiendo del tipo de empresa y del perfil del equipo de trabajo, podemos optar por diferentes artículos de regalo. En una oficina, por ejemplo, serán muy bien recibidos los accesorios de escritorio y los artículos tecnológicos. Cargadores inalámbricos para el teléfono, ratones personalizados, alfombrillas, altavoces bluetooth, memorias USB, organizadores de escritorio, o un kit de escritura. Hay muchísimas opciones funcionales con las que agradecer en el trabajo. También les gustará que les regales una taza para tomar el café, un obsequio con el que dejarás clara tu preocupación por el descanso entre tarea y tarea. Entre los regalos más clásicos destacan los relojes con el logo de la empresa, como los deportivos, poniendo en valor el estilo de vida saludable. 

Ahora que ya conoces cómo motivar a los empleados, no te olvides de ellos también de ellos cuando realices tu próxima acción de marketing. Recuerda que los clientes más importantes son los propios empleados y que no hay mejor publicidad para tu empresa que la que pueda hacer un empleado contento.