Cuida del planeta: Día Mundial Forestal 

¿Sabías que un 31 por ciento de la superficie terrestre está cubierta de bosques? La humanidad depende directamente de ellos para sobrevivir, por eso es tan importante su cuidado. De esta necesidad ha surgido una conmemoración importante, que celebramos cada primavera. Con la llegada de la estación de las flores, tiene lugar el Día Mundial Forestal (21 de marzo), una jornada para concienciar sobre el cuidado de la naturaleza, así como para emprender acciones sostenibles. Es fundamental dar ejemplo y educar sobre la importancia del mantenimiento de nuestros bosques, ese pulmón verde que resulta imprescindible para seguir adelante. Por suerte, cada vez son más las empresas mentalizadas con el medio ambiente y que desarrollan políticas sostenibles. Celebrar el Día del árbol y los bosques con una acción específica de marketing es cada vez más frecuente en los entornos laborales, ya sea mediante regalos a los clientes o con un detalle al equipo de trabajo.

Día Mundial Forestal, los antecedentes

Concienciar a la opinión pública sobre la importancia de las masas forestales en nuestras vidas es el objetivo principal que persigue la celebración de este día en el ámbito internacional. Los bosques son fuente de vida y también fuente de inspiración. Los árboles procuran oxígeno, además de ayudar a mantener los niveles y la calidad del agua. La conmemoración de este día fue aprobada por la Asamblea General de la ONU el 21 de diciembre de 2012, por medio de una resolución que invita a los estados miembros a organizar actividades para generar conciencia medioambiental y dar ejemplo. Son habituales en estas fechas la plantación de árboles, la proyección de documentales y la difusión de campañas publicitarias. 

Productos reciclables

Utilizar productos reciclables es una de las medidas que incide de manera positiva en el cuidado del medio ambiente y nuestros bosques. Algo muy sencillo que podemos implementar en la rutina diaria, tanto a nivel individual como en nuestras empresas. Además del desarrollo de buenas prácticas ambientales en las políticas internas, el merchandising sostenible gana protagonismo año tras año. Hacer campañas con productos ecológicos es tendencia y la celebración del Día Mundial Forestal es una fecha que no podemos dejar pasar. En respuesta a esta demanda, los fabricantes de artículos promocionales cada vez se esfuerzan más en sacar al mercado productos reciclables de lo más variado para adaptarse a las necesidades de los diferentes tipos de empresas.

En definitiva, se trata de artículos personalizados de publicidad de la marca que son respetuosos con el medio ambiente. Esto quiere decir que han sido fabricados siguiendo procesos sostenibles y utilizando materiales reciclados o biodegradables. También son productos considerados con un alto valor ecológico aquellos que no se desechan tras un primer uso, o los objetos eficientes, que contribuyen al ahorro de energía. 

Regalar un árbol

La elección del regalo más apropiado para nuestra campaña depende de nuestro presupuesto y nuestras necesidades. Conocer las diferentes opciones disponibles es la base para acertar. Pero si de verdad quieres sorprender este año en el Día Mundial Forestal y ser directo con el mensaje, regala un árbol. Existen unos productos promocionales muy adecuados que vienen con la semilla de un árbol lista para plantar

Al principio se pueden tener en casa, y cuando ya alcancen tamaño suficiente trasplantarlos al exterior. El árbol crece unos 30 centímetros al año, así que dará tiempo a planificar con tiempo la plantación, en un lugar con un clima apropiado a la variedad arbórea. Incluso, si disponemos de terrenos en nuestra empresa o llegamos a un acuerdo comercial con terceros, podremos organizar a posteriori una plantación conjunta, dando continuidad a nuestras acciones sostenibles. 

Ideas de regalos ecológicos

También puede ser muy interesante en el Día del Árbol regalar otros productos para plantar semillas, como los maceteros biodegradables con hierbas aromáticas. Las más habituales son la menta, la albahaca o el perejil, con importante valor culinario. No son árboles, pero el mensaje ecológico calará igualmente. 

Una bolsa ecológica para hacer la compra con el logo de la marca es un regalo muy apreciado y con alto valor ambiental. Además de dar salida a materiales reciclados, estamos fomentando que no se utilicen las bolsas de plástico. Las empresas recurren a este regalo porque el logo de la compañía está muy visible y siempre asociado a prácticas saludables. 

También son muy visibles las tazas o vasos de café reutilizables. Tanto para regalar a nuestro equipo como a los clientes. Durante la pandemia estos recipientes han ganado adeptos para evitar contagios por contacto con superficies contaminadas. Las botellas de agua también pueden ser un regalo muy apropiado, al evitar el consumo continuado de plástico. Entre los clásicos, destacan los blocs de notas con papel reciclado y bolígrafos ecológicos. Objetos prácticos que, por mucho que pasen los años, nunca pasan de moda.