Feliz Navidad

En cualquier empresa, sociedad o negocio, debe haber al menos una persona que asuma el mando y dirija al personal. Pero no todo el mundo sabe ser buen jefe. Un buen líder es una persona con autocrítica, que no se conforma, que tiene muy desarrollada su inteligencia emocional, y que por encima de todo, sabe motivar a sus trabajadores para que den lo mejor de sí mismos. Una empresa sustentada en un ambiente donde no se valora el esfuerzo y la labor de los empleados, no resulta el lugar ideal para trabajar y probablemente, no acabe generando los resultados esperados. Por ello, es necesario que exista un sentimiento de unanimidad que, en cierta manera, puede conseguirse con regalos promocionales.

Ser mejor jefe ayuda a cohesionar al equipo

Está de sobras comprobado que las personas satisfechas y motivadas trabajan más y mejor.  En este sentido, es muy importante que los trabajadores se sientan valorados por sus superiores. Éstos deben concienciarles que forman parte de un equipo y que la empresa o departamento no funcionaría de igual manera de no ser por ellos. Esto es, hacerlos sentir valiosos e irremplazables.

Crear una comunicación eficiente con los trabajadores es imprescindible. Y es que, todos los trabajadores deben ser capaces de expresarse libremente sin miedo o pudor a posibles represalias por parte de su líder. Una manera de lograrlo es hacer reuniones para debatir diferentes puntos de vista y hablar con cada trabajador, así como proponer nuevos retos, proyectos o tareas estimuladoras que empujen su ambición y capacidad de superación.

Hay que aprender a delegar, y sobre todo, aprender a reconocer los éxitos del empleado. Esto es, no solo resaltar los errores que éste comete, sino que también hay que felicitarle por sus logros. Esto es algo importante, que muchas veces pasamos por alto, pero un simple comentario de refuerzo ya puede ayudar a incrementar el ánimo del trabajador y en consecuencia, su rendimiento y productividad.

¿Quieres hacer valer a los trabajadores de tu empresa?

Otra manera de hacer sentir valiosos y potenciar el nivel de compromiso de tu empresa, es obsequiar a los trabajadores con regalos de empresa personalizables.

Estos generalmente son entregados para generar o remover algún sentimiento en quien los recibe, por ejemplo, para estrechar una relación con otras empresas, con proveedores, clientes o colaboradores potenciales de tu negocio. Además, incrementa la fidelización a la empresa o a la marca, fomenta una imagen más positiva sobre la organización, y además, genera mayor visibilidad entre el público o clientes.

Ahora que se acercan fechas tan señaladas como las Fiesta de Navidad o Año Nuevo, es la oportunidad perfecta para mimar con algún algún detalle a tus trabajadores y obsequiarles con un regalo personalizado. Por ejemplo, una cesta de Navidad con una buena botella de vino con el logo de la empresa.

Caja de vinos personalizable 

Con esto es imposible quedar mal, ya que además de incluir algunos comestibles, podemos adornar la cesta con artículos de decoración navideña, como pines de arbol de navidad personalizables, llaveros, peluches de navidad personalizables, o cualquier detalle que les saque una sonrisa.

 Arboles de navidad personalizables

¡No esperes hasta el último momento y visita pongomilogo.es para obsequiar a tus empleados con un regalo diferente y original!