L-J 9:00h a 18h; V 8h a 15h    T: 919 34 76 50

  • Presupuesto
  • Mi cesta
    Mi cesta

    El bordado, tejiendo con máquinas

    El bordado es una técnica de personalización mediante hilo. Se podría decir que consiste en coser un diseño, puntada a puntada, sobre una prenda o tela independiente. Como en la mayoría de técnicas artesanales de decoración, existen diferentes formas de llevar a cabo el proceso. En el caso del bordado, se puede hacer directamente sobre una prenda, o en una tela a modo de parche, para más tarde pegarse o coserse en cualquier superficie que lo permita. En este caso, el proceso se hace mediante maquinaria de bordado, que cose diseños y logos en colores planos sobre por ejemplo algodón o poliéster. 

    Una técnica compleja

    En primer lugar, antes de proceder a realizar el bordado, se debe digitalizar el diseño que hemos elegido para decorar. De este modo, un software transmitirá a la máquina de bordado instrucciones precisas con el camino por dónde debe hilar

    Esta técnica es algo compleja, ya no solo por la maquinaria necesaria, sino también por los conocimientos técnicos que se deben tener para llevarla a cabo. Y es que, por ejemplo, no se puede insertar el diseño en el software de bordado en cualquier formato común como JPG o PNG, sino que es necesario convertirlo a un archivo digital especial para máquinas de bordado.

    Para preparar este archivo no solo hay que tener en cuenta la forma del diseño, sino que hay que especificar cada puntada y cada color para que el bordado funcione. También hay que tener en cuenta el tamaño de cada puntada, ya que si se preparan diseños con detalles muy pequeños seguramente estos no se apreciarán en el resultado final. Como se ve, es bastante complejo.

    El material elegido para esta técnica es muy importante, no solo por la calidad del mismo sino también para tener en cuenta el grosor de la superficie y poder programar correctamente las puntadas.

    Las muchas y significativas ventajas del bordado

    Sus principales ventajas son la altísima calidad en el resultado final, lo exclusivo del diseño, y su indudable durabilidad. Al estar el hilo bordado en la superficie es prácticamente imposible que se desprenda de ella o se caiga, además de ser el tejido altamente resistente a golpes o rozaduras, siempre y cuando no raje o corte los hilos.

    También es resistente a los lavados, lo que nos permite despreocuparse sobre si la customización aguantará o no, como sucede con otras técnicas no del todo adecuadas para la personalización textil.

    En nuestra web encontrarás todos los productos que puedes personalizar con la técnica de  bordado.