Descubre nuestros artículos de protección y mascarillas contra el COVID19

Grabado láser, precisión en cualquier material

Cuando queremos imprimir a un diseño un toque personal utilizamos la técnica del grabado láser, un proceso por sustracción que se sirve de un haz de luz láser para aplicar el boceto. Este proceso permite grabar de manera virtual cualquier dibujo en distintos materiales, independientemente de su dureza, tales como el metal, la cerámica, el cristal, la madera, el metacrilato o el cuero. Durante el proceso no se produce contacto entre el diseño y el objeto que vamos a grabar, evitando así que se produzcan daños en la superficie. El grabado con láser es uno de los recursos más utilizados por las empresas cuando se trata de personalizar objetos promocionales, por su versatilidad, rapidez y efectividad. Por ejemplo, se emplea en joyería, para grabar trofeos, lápices, agendas o llaveros con el logo de la marca. A continuación, explicamos al detalle algunas de las características de esta técnica avanzada de grabación

¿Cómo funciona la técnica?

Para realizar el grabado láser, el haz de luz genera una temperatura muy alta que perfora la superficie del material en el que queremos reproducir el diseño. El láser desgasta el material generando unos orificios, que serán de mayor o menor profundidad dependiendo de nuestro diseño. 

Existen dos maneras diferentes de aplicar la técnica, el grabado ráster o grabado de trama y el grabado vectorial, también denominado corte vectorial. La diferencia está en los parámetros utilizados y en el movimiento de ejes. El grabado de trama sigue un proceso similar al de las impresoras convencionales, mientras que el de vector, mucho más rápido, traza las líneas de corte. 

Además, en determinados plásticos, el calor del láser provoca una reacción química que hace cambiar de color el material. Está técnica se llama marcado láser. 

Ventajas del grabado láser

La técnica del grabado láser tiene dos ventajas fundamentales frente a las demás técnicas aplicadas en las artes gráficas. Por un lado, destaca la velocidad de la aplicación del proceso. Además, hay que tener en cuenta la versatilidad, ya que se puede aplicar en una gran variedad de materiales con resultados óptimos. A continuación, explicamos algunos ejemplos de la aplicación de haz de láser sobre soportes diferentes, como la madera, el metacrilato, el metal y el cuero.

El proceso es económico, puesto que las máquinas apenas necesitan mantenimiento al no entrar en contacto con tintas, como sucede durante la aplicación de otras técnicas de grabado.

Grabado láser en madera

Las máquinas que se emplean para aplicar la técnica del grabado láser en madera permiten personalizar todo tipo de objetos. Se utiliza muchísimo para los artículos promocionales de regalo, al permitir la personalización. También se emplea láser en superficies de madera en el mundo de la decoración e incluso para elaborar maquetas de arquitectura, puesto que con esta técnica la madera se puede troquelar, grabar y cortar. 

Grabado láser en metacrilato

El grabado láser en metacrilato está en auge a raíz de la pandemia mundial, porque, casualmente, uno de sus usos principales se da en las pantallas de protección. Las empresas han tenido que colocar en los espacios de trabajo y de atención al público estas mamparas anticontagio, que en tantas ocasiones se personalizan con el logo de la compañía. En este material, la superficie se decora con láser. 

En todo caso, el metacrilato es un material popular por los acabados de calidad que se consiguen y por su durabilidad. Se emplea también para rótulos corporativos, trofeos, grabados de fotos y expositores.

Grabado láser en metal

Para aplicar la técnica sobre metal se utiliza láser de fibra. Es una técnica económica con la que se pueden grabar piezas en serie o de manera individual. Uno de los usos más extendidos del grabado láser en metal es la inserción de números de identificación en suministros de ferretería. En el diseño creativo se elige está técnica para grabar metales cuando tenemos que añadir códigos sin dañar el material. El efecto ofrece una gran calidad y durabilidad. 

La técnica permite marcar sin relieves, sin contacto y preservando la superficie original. Es una técnica muy precisa en la que no hay lugar al error, de ahí su utilización para grabar número de serie. En el diseño personalizado se aprovechan estas cualidades para grabar con láser incluso fotografías con gran resolución.

Grabado láser en cuero

El cuero es un material muy adecuado para el grabado con láser por su robustez. La técnica se aplica con mayor eficacia sobre piel natural, aunque también es posible grabar con láser algún tipo de piel sintética. Se pueden personalizar todo tipo de objetos, si bien el uso más común es la personalización de objetos de moda, como carteras, pulseras, mochilas y bolsos. También es muy común su uso en artículos promocionales de cuero, como los llaveros o agendas. La técnica ofrece unos resultados originales de calidad, de manera rápida, sencilla y precisa.